domingo, 1 de febrero de 2009

Claro de Luna

Inqui 13 de diciembre 2008

Claro de luna

Una de la madrugada, y tu voz
me llama a gritos una
y otra vez,
yo ignorando tu lamento,
de mi ausencia en tu claror.
Sola radiante e insultante
llamas a mi puerta,
noto tu presencia
aunque no quiera verte.
Me inquieto por dentro,
me llamas de nuevo,
me niego a verte, y
sigues mi rastro, quieres
que te vea para decirme algo,
oídos sordos y mirada ciega.
Arranco mi pereza y por fin
voy a verte.
Levanto tediosa
el velo que enmaraña la
distancia que separa tu vida y la mía.
Sin apenas mirarte me asombra
tu sombra,
no puede ser, estás
ya muy dentro,
no quiero pisar para no insultar
la gran belleza que viniste a regalarme.
Coqueteas sin pudor, pues
ahora que voy a verte
tímida te escondes
¿Dónde estás Luna Llena,
dónde estás que no te veo?
Por encima del tejado te descubro, y
abro mis ojos para ver tu esplendor,
que el solo brillo de tu cara,
ciega mi lógica.
Con qué dulzura iluminas mi jardín,
geráneos, jazmines y bogambílias
te saludan y te regalan su aroma.
Miro y te remiro y
veo que me miras,
sé que me llamabas, aunque no lo quisiera oír,
¿Por qué entras en mi casa, qué quieres de mi?
Tú estás arriba pero tu luz
junto a mi,
me abrazas con tus rayos, hermosura, y plenitud
me pides que te pida
un regalo para mi, por eso ahora entiendo
tu presencia en mi jardín.

2 comentarios:

eduardo dijo...

Yo también quisiera alcanzar el brillo del Sol, para encarnar en la oscuridad de la luna...
que beleza Ina!!

Laura dijo...

Hola Ina!:) soy Laura tu alumna.
te doy la enhorabuena por los poemas porque son muy bonitos.
nos vemos en classe =D